Almacenamiento, maceración y primera filtración en la producción de cerveza

Monitorización de silos de malta y cubas para el procesamiento del mosto

La malta se obtiene de los cereales (por ej. cebada) por germinación y calentamiento en una maltería y se utiliza principalmente para activar las enzimas. Se almacena en silos de hormigón de 20 a 30 m de altura y se tritura en un molino antes del sucesivo procesamiento. En la fase siguiente, la maceración, se utiliza agua a una temperatura de aprox. 78°C para disolver las sustancias contenidas en la malta. Durante este proceso, que tarda de 1 a 2 horas, los almidones se convierten en azúcar. La mezcla caliente obtenida (templa) se transfiere a un contenedor especial, la cuba de filtración, para separar los sólidos. Empleando agua adicional, el mosto residual se extrae de los sólidos, mientras se extrae del bagazo cantidad máxima de líquido fermentable. Durante la filtración, las partículas sólidas se asientan en el fondo y actúan como un filtro grueso. Los sólidos (bagazo) se separan del líquido y se utilizan normalmente como alimento para animales. El mosto puro se bombea en el cocedor de mosto.

Para esta fase del proceso, KROHNE pone a disposición equipos para la medida de nivel, caudal y temperatura perfectamente aptos para estas tareas. Los medidores de nivel de radar FMCW son muy aptos para la medida de nivel continua y sin contacto de sólidos en silos grandes y estrechos con atmósfera polvorienta. Para monitorizar la temperatura en cada etapa del proceso pueden emplearse los sensores de temperatura higiénicos, rápidos y muy precisos. Los interruptores de nivel capacitivos para la detección de nivel de punto y la emisión de alarmas tienen un corta profundidad de inmersión en el proceso, son insensibles a la espuma y a los cambios en las propiedades del mismo líquido y, por tanto, resultan muy adecuados para estas aplicaciones higiénicas complejas. Las medidas de caudal pueden implementarse con equipos electromagnéticos de alta precisión, con funciones exhaustivas de diagnóstico, y con una gran cantidad de conexiones a proceso higiénicas. Los transmisores de presión ultracompactos, o los transmisores de presión robustos con diafragma enrasado, son especialmente aptos para la medida de nivel de líquidos en aplicaciones higiénicas, gracias a su instalación aséptica sin intersticios.

Requisitos para el punto de medición
  • Entornos polvorientos
Requisitos para el punto de medición
  • Mantiene una temperatura de maceración estable
Requisitos para el punto de medición
  • Control de calidad
Requisitos para el punto de medición
  • Detección de la interfase entre sólidos y mosto
Requisitos para el punto de medición
  • Control de calidad
Requisitos para el punto de medición
  • Control de calidad
Requisitos para el punto de medición
  • Control del proceso
Requisitos para el punto de medición
  • Control del proceso
Requisitos para el punto de medición
  • Control de calidad
Requisitos para el punto de medición
  • Control del proceso
Requisitos para el punto de medición
  • Comprueba que no se bombeen sólidos al cocedor
Correo eléctronico
Contacto